“Queremos ser una de las mejores Facultades de Medicina en Chile”

2 marzo, 2020
  • El Decano de Medicina UPV, en conversación la Dirección de Comunicaciones UPV, traza algunas de las líneas e improntas que buscará implementar en la carrera favoreciendo positivamente a sus estudiantes y docentes.

Poseedor de una dilatada trayectoria y un perfil bajo lo cierto es que su metodología de trabajo se define en tres conceptos: intensidad, profesionalidad y excelencia. Estos son sólo algunos de los ejes que definen al Dr. Bernardo Morales, Médico cirujano de la Universidad de Concepción, con especialidad en Anatomía Patológica en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Dentro de su hoja de vida destacan el haberse desempeñado como médico patólogo en distintas instituciones, tanto públicas como privadas, desarrollando una importante experiencia profesional y capacidad resolutiva en todos los niveles de complejidad. Cuenta también con una dilatada y destacada trayectoria académica en la cual ha sido, en dos ocasiones, decano de Facultades de Salud. Y hoy, tras ser invitado por el Rector, profesor Rafael Rosell Aiquel, el Dr. Morales asume el desafío para el cual llegó a nuestra Casa de Estudios: convertir a la Facultad de Medicina de la Universidad Pedro de Valdivia, en los próximos cinco años, en una de las mejores del país.

¿Cuáles son sus planes? ¿Cómo espera lograr este hito? ¿Qué pasará con la acreditación de Medicina? son algunas de las interrogantes que el connotado profesional responde en esta conversación.

 

 

  • Decano, ¿Cuál es la situación actual con la admisión en Medicina?

 

La admisión a nuestra Carrera para el año 2020 en ambas sedes, está suspendida, ello a propósito del nuevo reglamento emanado por la autoridad en Diciembre del año pasado, en que se instruye que no es posible abrir la admisión a estudiantes nuevos aún estando acreditada la carrera para el período, si la universidad no se encuentra acreditada. Como sabemos la CNA no acreditó a nuestra Universidad, y a pesar de estar en apelación, no nos calzan los períodos para poder abrir la carrera este año. Estamos ciertos que para el próximo período, el año 2021, y dados todos los esfuerzos y las competencias puestas en este propósito de todos los equipos que se encuentran trabajando en ello y la participación de toda la comunidad, lograremos reabrir la admisión a nuestra carrera con nuestra Universidad también acreditada.

 

 

  • ¿Cómo se está trabajando el proceso de acreditación de la carrera?

 

Nosotros a pesar de no poder abrir la admisión para este año, por lo señalado anteriormente, igual iniciamos un plan de acción con mucha fuerza con el objeto de cumplir con todas las exigencias que la CNA plantea, y que den respuesta clara y eficiente a las observaciones realizadas en el proceso de acreditación anterior, que se plasmaron en el plan de mejora. Tenemos un desafío importante por delante dada la inmediatez de los plazos en juego, para lo cual creamos un comité de autoevaluación con la participación de autoridades académicas de ambas sedes de la Facultad, y el invaluable aporte de la VRA y sus unidades correspondientes, al que luego invitaremos a participar con sus aportes pertinentes a todos los estamentos de la comunidad académica de nuestra Facultad. estamos seguros, convencidos que lograremos presentar nuestra Facultad en condiciones óptimas para conseguir una nueva reacreditación, y esta vez apostamos a aumentar el plazo de la misma. La participación de todos, la mística interna de nuestra comunidad académica y el compromiso de cada uno por sacar adelante nuestro proyecto académico son los pilares básicos sobre los cuales nos presentaremos a este nuevo proceso de acreditación, y son los que nos dan la certeza de que lo lograremos.

 

 

  • Decano, háblenos de su formación y trayectoria. Por ejemplo, entendemos que usted ya ha sido Decano en otras importantes Casas de Estudio.

 

Mi trayectoria profesional se puede resumir en que he permanentemente mantenido tres líneas de desarrollo, por una parte en lo disciplinar profesional, siempre he mantenido mi actividad como médico especialista en anatomía patológica, por otra parte he desarrollado una línea de Gestión Clínica que me ha llevado a desempeñar importantes funciones en cargos de alta dirección pública y privada, y la tercera línea, que he mantenido a lo largo de toda mi carrera profesional es la académica donde me he desempeñado desde roles de profesor auxiliar hasta Decano. Como Decano ésta es tercera vez que cumplo esta función, la primera vez fue en esta misma Universidad, donde me correspondió dar inicio a este hermoso y tremendo proyecto académico, luego fui Decano de la Facultad de Salud de la Universidad Central, y hoy regreso a mi casa para dar continuidad a este proyecto del cual me siento de alguna forma su creador y responsable.

 

 

  • Considerando su trayectoria académica y profesional, ¿Qué lo motivó a asumir este desafío y unirse a la Comunidad UPV?

 

En realidad me estoy reencontrando con la comunidad UPV, como lo mencioné recién inicie este proyecto desde su concepción original, escribí el propósito y objetivos estratégicos del mismo, definimos en conjunto con el cuerpo académico el perfil de egreso de nuestros profesionales, que originalmente abarcaba a todas las carreras de la salud en una sola Facultad. Mi retorno a la casa, obedece a que estoy completa y absolutamente convencido que lo que soñamos entonces, hoy adquiere mayor vigencia y fuerza, a partir de lo que está sucediendo en el país, donde las demandas sociales, fundamentadas y surgidas de la vivencia del día a día  de nuestra población, ponen sobre la mesa las falencias que les afligen y complican su vida y sobrevivencia en nuestra sociedad, entre ellas salud ocupa un primer lugar entre las necesidades urgentes a resolver. Los avances tecnológicos de las ciencias con impacto en salud no son suficientes cuando sólo se usan para abordar un aspecto curativo de la salud, ello permite llevar a un importante cambio demográfico y epidemiológico, como el que ha vivido en los últimos años la población chilena, esto es alcanzar expectativas de vida tan altas como los 85 años promedio, pero de nada sirve si la calidad de vida en salud es tan mala como la que hoy tiene la población chilena, en que la emergencia brutal de las enfermedades crónicas no transmisibles provocan una carga de enfermedad tan alta de la población que la vida se transforma en sobrevivencia, y desde un punto de vista país los costos se hacen tan altos que hacen inviable poder ser eficientes y eficaces en el manejo de este nuevo escenario. Volver a una mirada de salud pública centrada en las personas, considerando al otro como un legítimo otro, que además hoy tiene y reclama sus legítimos derechos a ser escuchado y ser un ente activo en las decisiones de su propia vida, es fundamental para retomar la eficiencia de nuestro sistema de salud. Para ello se requiere profesionales formados en la mirada bio-psico- social, capaces de entender y empatizar con el otro, competentes en las ciencias de la medicina desde lo básico a la vanguardia del conocimiento desde una mirada de la prevención y promoción de la salud, con una fuerte ética profesional, y humanizados en el trato de la relación médico paciente. Principios y valores que se han progresivamente perdido y sacrificado en nuestro medio académico de formación de profesionales de salud, y cambiado progresiva y lentamente hacia una mirada más impersonal y centrada en la super especialización de competencias, que si bien son necesarias, el solo centrarse en ellas es insuficiente para el logro de un profesional integral en el aporte a una salud pública resolutiva y eficiente. Estos principios, valores y objetivos plasmados en nuestro perfil de egreso, responden a esta necesidad epidemiológica que el cambio demográfico ha generado en nuestra población hoy. Estoy seguro que nuestros profesionales, y en particular nuestros médicos, como ya lo ha demostrado nuestras cohortes de egresados, satisfacen plenamente estos objetivos, por lo que mi regreso es con gran motivación y alegría a dar continuidad a este, para mi el mejor proyecto académico de formación de profesionales médicos de Chile.

 

 

  • ¿Cuáles cree usted son sus principales desafíos al mando de la Facultad?

 

Nuestra Facultad, así como la vida misma, no ha estado ajena a las vicisitudes de lo que ha ocurrido en el país y el mundo, y ha tenido períodos de alto y bajo que la han golpeado, al igual y desde la universidad muy fuerte. Pero aquí estamos todos los que formamos la comunidad de la facultad, alumnos, funcionarios, docentes, directivos, y junto a nuestras nuevas autoridades universitarias, listos y dispuestos a dar la pelea con mayor fuerza que nunca a partir del convencimiento de que nuestro proyecto es el mejor. El principal desafío de mi gestión en el inicio es volver a generar las confianzas, vínculos y afectos que cualquier proyecto de vida requiere de todos sus miembros, porque la comunidad la formamos y construimos todos. A partir de ahí el resto del camino es fácil, ir a los estándares de excelencia en calidad y aseguramiento de la misma en docencia universitaria, gestión académica y docente, investigación científica y vinculación con el medio es un camino que sabemos recorrer, el cual ya cimentado, por el compromiso y cariño por su proyecto por parte de la comunidad, hará que el resto de los desafíos propios del cargo sea una tarea fácil , que nos permitirá a corto plazo sentirnos orgullosos del camino recorrido y los logros obtenidos en conjunto.

 

 

  • ¿Cuáles son sus principales objetivos?

 

Me propongo firmemente durante este año volver a posicionar a nuestra carrera en un lugar de privilegio dentro de las Facultades de Medicina, reconocida por el mundo de los paredes y apreciada por la comunidad. Seremos a la brevedad una Facultad donde todos los médicos querrán vincularse y los estudiantes formarse acá. Para ello estaremos como objetivo estratégico firmemente abocados a estar preparados y listos para el momento cuando nos corresponda volver a presentarnos a la reacreditación de carrera, la cual si bien es un paso normativo obligado, será al mismo tiempo el reflejo de nuestra vocación de hacer bien las cosas.

 

 

  • ¿Qué mensaje le gustaría transmitir a nuestros estudiantes?

 

A los estudiantes les digo, vuelvan a encantarse con su Universidad, su Facultad, su vocación de formarse profesionalmente con los principios y valores que los moldearán como futuros médicos al servicio de las personas. Necesito de ustedes, son fundamentales, para el éxito de nuestro proyecto, su participación activa, su convencimiento de estar en el mejor proyecto académico de formación de médicos resulta determinante para el éxito de nuestros objetivos. Siéntanse con la confianza de estar en una comunidad académica donde todos somos importantes, cercanos, donde entre nosotros priman la confianza y el afecto, donde podemos expresarnos con libertad y abiertamente con respeto de nuestros intereses, visiones, problemas, y en fin todo lo que conlleva vivir en comunidad académica. Siéntanse orgullosos de ser estudiantes y futuros médicos de la Facultad de Medicina de la UPV. Un abrazo a cada uno de ustedes.