Trabajos Voluntarios de Invierno 2018: Jóvenes en Acción

10 agosto, 2018

Durante la semana del 23 al 27 de julio se desarrollaron los “Trabajos Voluntarios de Invierno” 2018. En esta oportunidad, un grupo de estudiantes de distintas carreras de Sede Santiago realizaron trabajos de mejoramiento, pintando las estructuras metálicas de los juegos y rejas del Hogar Esperanza de Santiago, que acoge a niños en proceso de adopción. Como siempre esta obra estuvo a cargo de la Dirección de Vinculación con el Medio, en conjunto con el área de Voluntariado.

El puntapié inicial fue dado por la Directora Nacional de VcM, Marcela Soto, quien señaló “estoy muy feliz, estamos todos motivados, porque tenemos estudiantes de muchas carreras y eso en primera instancia logra que se cumpla el objetivo, el cual es que seamos multidisciplinarios, que podamos aprender de las otras carreras en una situación completamente distinta a la que nos toca todos los días ¡Bienvenidos!

Para conocer los detalles de esta iniciativa conversamos con Pedro Araya, quien estuvo a cargo de estos trabajos de invierno.

¿En qué consisten los trabajos de invierno de este año?

Con el Hogar Esperanza se ha hecho una suerte de acuerdo este año, entonces esta es una de las tareas que nos pidieron específicamente es que le colaboráramos pintando las partes exteriores de los juegos, porque hace rato que no les echan una mano, y todo lo que es estructura de metales como en la techumbre y las rejas.

¿Cuál es la importancia de estas actividades para los estudiantes y para la universidad?

Para los estudiantes siempre está ese plus que es tomar contacto con algunas realidades que nosotros hemos visto que son vulnerables, años anteriores estuvimos en Chépica trabajando en colegios, en un Cesfam, en comunidades, después en la comuna de El Monte estuvimos trabajando en villa y un grupo de vecinos, entonces los estudiantes tienen la posibilidad de desplegar siempre sus conocimientos, pero lo más importante es que tengan contacto con esa realidad que quizá las han visto solo desde lejos. Ahora lo que vamos a trabajar es la realidad de la infancia que nace un poco desprotegida y que el hogar tiende a proteger. En el caso de la Universidad me imagino que también es beneficioso, porque le da la posibilidad de ir posicionándose en estas comunidades, así como lo hizo en otros lugares a través de estas carreras.

Una cosa fundamental que se da con estos trabajos es la bidireccionalidad, es decir, se beneficia el que recibe y el que da. Esta es una instancia de mucha colaboración, que permite sacar adelante realidades que son más difíciles.

Si otros estudiantes se quieren sumar a esta iniciativa ¿qué deben hacer?

Nosotros tenemos hace dos años un correo que es redvoluntarios@upv.cl y en los Campus este año hemos instalado afiches y siempre está la posibilidad de unirse solicitando el formulario de inscripción al correo o a través del director de carrera, o conmigo.  Eso siempre está abierto y estamos realizando actividades con los niños los fines de semana, para que se motiven.

Tras la semana de labores todos los participantes recibieron un diploma y además compartieron un almuerzo de cierre.