Estudiantes de Enfermería reciben su investidura

31 marzo, 2017

Con la presencia de autoridades de la sede y de la carrera de Enfermería, además de los padres de los estudiantes, se desarrolló la ceremonia de investidura de los estudiantes de segundo año de dicha carrera, como símbolo del inicio de sus prácticas básicas, las que serán desarrolladas en el Servicio de Traumatología del Hospital de Coquimbo, Hogar Redes, y el Hogar de Ancianos Fundación Farré, ambos de La Serena.

Para los 32 estudiantes, la ceremonia de investidura simboliza el primer encuentro con el usuario y el primer  paso de acercamiento al campo clínico, “esta instancia se distingue por símbolos y ritos,  como por ejemplo usar su uniforme clínico por primera vez y lucir la identificación como estudiantes de enfermería, se
realiza antes que el estudiante tome contacto con el paciente en su primera práctica curricular, de esa forma ellos vinculan el envestirse  con los aspectos valóricos, la parte teórica
del aula y la práctica”, manifestó Patricia Sanhueza Acevedo, Directora de  Enfermería en la sede.

En este contexto, invitó a los estudiantes a asumir el compromiso de velar por el bienestar de los pacientes y respetar el código de ética, así como de las enseñanzas profesionales entregadas por la escuela, “nunca olviden que este compromiso que adquieren desde hoy no es solamente porque visten este uniforme, sino porque decidieron tomar un camino que implica ejercer uno de los oficios más nobles del ser humano, el que conlleva la responsabilidad del cuidado de los pacientes”.

La directora hizo énfasis en el buen nivel de preparación que poseen los estudiantes para enfrentar esta primera etapa de práctica, indicando que para esta han tenido un semestre completo teórico y el otro práctico por lo que poseen todos los conocimientos para aplicarlos.

Valeska Triviño, estudiante, se refirió a la importancia de llegar a esta etapa de su proceso de formación, “es una experiencia agradable, en donde hay barreras, esfuerzo, sacrificios, y no sólo mío, sino que de todos mis compañeros y docentes; estudiar en la UPV para mí significa marcar una gran diferencia; seremos profesionales con un sello distintivo, orientado a los pacientes 100%, mayor capacidad de desarrollo personal y trabajo en equipo. Para nuestras familias esta etapa es de pleno orgullo, muchos de nosotros seremos los primeros profesionales de la familia”, comentó.

Por su parte, Kerima Carvajal, docente y coordinadora de la práctica de Ciclo Vital, explicó “esta práctica es una aproximación del estudiante, en el caso del hospital, a pacientes adultos, en el Hogar Redes, hacia niños y niñas, y en el hogar de ancianos, hacia adultos mayores; en esta etapa, no ven patologías, sino que es un acercamiento y valoración hacia el paciente; además, deben potenciar la capacidad de observación y empatía”.